03 abril, 2017

Azúcar, aceite de palma y otros innombrables.


Azúcar, palma y químicos.

Hola, cómo estáis?

Un tema muy sonado y que especialmente nos preocupa ahora son los añadidos en alimentos y cosméticos.

Si bien es cierto que hay ingredientes que son necesarios para poder conservar un determinado producto también es cierto que no todo vale.
Hace poco vi que muchos productos están en el límite rozando casi lo prohíbo y aún así los distribuyen. Los más peligrosos para mí son los destinados a los niños.
Recientemente páginas como sinazucar.org y sinpalma han puesto en marcha una campaña de concienciación para advertirnos del uso excesivo de estos productos, pero todavía nos faltan datos.
Más que alguien nos diga que un producto es malo, nos interesa saber qué es lo malo y porque hay que evitarlo.

Cada vez más empresas se dan cuenta de que se está alzando la voz y que las nuevas tecnologías ayudan mucho a difundir las inquietudes ante sus ingredientes. O tu después de informarte de que algo es tóxico para tu salud, o es derivado de petróleo no te lo pensarías dos veces comprar ese producto?

Ahora es noticia que los supermercados supersano han eliminado sus productos que contienen aceite de palma.
Anteriormente Mercadona y Carrefour entre otros dejaron de vender el pescado Panga después de un reportaje emitido por la sexta.

Lo natural es lo más sano, pero hay que leer los ingredientes.
Hace poco vi en el súper una bebida de almendras, así a simple vista parecía todo muy natural y muy sano. Pero hay que saber mirar más allá.
Entre sus ingredientes se encontraba principalmente:
Agua, azúcar, almendras (2%)...
El marketing de este producto es muy bueno, dando principal importancia a las vitaminas que contiene y uno de los ingredientes que lleva, pero no dice que lleva muy poco de almendras y muy mucho azúcar.
Lo uno no quita a lo otro

Porque para empezar deberíamos saber que los ingredientes van especificados en cuanto su cantidad de mayor a menor.
Así que si vemos en este caso que lo primero que lleva es agua y lo segundo azúcar.

Es para pensarlo.

Una aplicación que me gusta mucho y descubrí hace poco fue Ingred. Es aplicación es maravillosa, explica todo muy bien, lo que me ayuda mucho a elegir un producto o evitarlo. 
Cada vez estoy desechando más las cremas industriales y me estoy pasando a los aceites puros (ojo que sus ingredientes sean puros sin añadidos).

Poco a poco vamos a volver a lo natural.

30 marzo, 2017

Albóndigas de Quinoa y Verduras

Hola, ¿Cómo estáis?
¡Cuánto tiempo sin pasar por aquí!
Pero vengo con una receta muy sabrosa y rica para toda la familia.
Es una receta que da el pego, ya que por el título habréis visto que son Albóndigas pero de quinoa y verduras.

Lo que necesitáis:

2 tazas de Quinoa
1/2 bandeja de Champiñones
4 Zanahoria
5 puñados Espinacas
1 taza de Guisantes
8 Tomates
Pan rallado
Cebolla (opcional)
Especies
Sal
Aceite

Todo esto depende de la cantidad que queráis. Si habéis cocinado quinoa sabréis que, normalmente se usa una taza de quinoa por 2 de agua. Como el arroz.



Y así de sencillo es:

Cocinar al vapor todas las verduras y a parte en una olla cocinar la quinoa.
Una vez listo yo añado en un bol la quinoa, zanahoria y espinacas y mezclo bien. Después añado pan rallado hasta conseguir una textura más o menos sólida para poder darle la forma sin que se espachurren y voy haciendo las albóndigas.
En una sartén con un poco de sal pongo la cebolla finamente picada. Y reservo.
En ese mismo aceite añado las albóndigas y calentamos un poco.
No hay que poner mucho aceite, tiene que ser un poco y a una temperatura media hasta conseguir que se sellen.
Después añado los tomates previamente rallados o triturados y las verduras que habíamos reservado, champiñones y guisantes.
Removemos un poco y listo!

Receta fácil, rápida y barata.

Si la hacéis dejar por aquí los comentarios!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...